Shame

‘Shame’ es una historia de personas rotas. El personaje de Fassbender, un adicto al sexo, tiene un grado de complejidad que Steve McQueen sabe explorar de manera inteligente con escenas crudas e impactantes. 

Carey Mulligan es el alma de la película y la BSO me ha fascinado