The Piano Teacher

The Piano Teacher ★★★★½

Las fantasías de algunos pueden ser las pesadillas de otro. El sombrío, escabroso y desesperanzado cine de Haneke es siempre un evento peligroso, fascinante de observar pero a medida que avanza se torna en un placer doloroso.

Según el cineasta el arte debe hacernos preguntas no darnos respuestas, puesto que cuanto tiende a dar estas últimas resultan sospechosas, casi peligrosas. Y esa es una Master Class que Todd Phillips (Joker) nunca recibió en su vida, evidentemente.

En fin, hablar de La Pianista es inútil si se hace banalmente, dicha cinta sólo se puede abarcar en un análisis detenido escena por escena, desglosando el diálogo y cada cosa que acontece en la narración. Y a raíz de este primer visionado lo más cercano que me siento tentado hacer es inclinarme más a hablar de su autor.

Y es que la psicología entorno a su creación fílmica es increíble, aquí ni siquiera una pieza musical es elegida al azar, ningún plano o línea que digan sus personajes carece de revelancia.

Por ello sus obras como artista poseen esa cualidad única que no encuentras en cualquier cineasta hoy en dia; la invaluabilidad de sus revisionados que solo van ganando más valor con cada uno de ellos.

Otro de sus matices más característicos es la posición donde sitúa al espectador como personaje. Es voyerguismo puro, ausente del montaje populista de cortes, transiciónes y pericias; en cambio el director contruye una inquietante sensacion de naturalidad y realismo, punto crucial ya que la dinámica que explora con sus cintas siempre son las relaciones humanas.

Siendo aquí un juego de pasiones reprimidas y dominación donde lo que más me ha impactado es como la protagonista al tener experiencia únicamente desde de la pornografia no sabe lo que es amar, ser afectiva, expresar sus emociones y sentimientos.

Su percepción del amor es únicamente el coito y una distorsionada visión del placer sexual. Esto es una crítica dura y sin tapujos hacia esa industria cuyo consumo es una realidad que hemos normalizado.

Sigo embobado, sigo lleno de pensamientos, dudas, ideas y apuntes en mi mente pues he acabado esta película pero ella aún no acaba conmigo.

No podría perdonarme terminar este escrito sin destacar a la inmensa e inigualable Isabelle Huppert en una de las más grandes actuaciones en la historia del cine.

Nota: A-

Jacob liked these reviews

All