Halloween

Halloween ★★★★★

Sabés que una película es trascendental cuando mínimo toda persona que conocés logra identificar algo de ella. Su tema principal, el nombre del asesino, su plot. Halloween (1978) trascendió todo eso, convirtiéndose en una pieza de terror tan icónica que es imposible asociarla solo a la festividad de la cual se le hace referencia en el título. Fue el primer slasher y, como tal, el que más influyó en ese subgénero.

Soy fan de todo lo que vemos acá. Amo con profunda locura esta película, porque me acompañó durante muchísimos años de mi vida. Es, para mi vida, casi tan importante como The Exorcist (1973). Lo mejor es que esto no es estar cegado por la nostalgia, es que por sí misma la película es muy buena. Tiene una dirección notable y un tema completamente icónico que va variando en sus tonos durante toda la duración del film. Laurie es la final girl más trascendental del género, porque a diferencia de otras, en esta película gran parte del énfasis es en ella.

Del personaje de Laurie podemos hablar como la representación de aquella mujer que es acosada, pero nadie le cree. Con una ausencia notable de sus padres y con ella cumpliendo el rol de madre al ser niñera. En cierto sentido, se crea una conexión con Michael, un niño que pasó por lo mismo, pero que sin embargo tomó un rumbo distinto y terminó siendo apartado de la sociedad (aunado a que careció de una figura materna o la atención de su hermana). No es un análisis rebuscado, porque a lo largo del film las referencias son sutiles. Es así como el concepto de final girl, para mí, también evoca a aquella mujer que debe prepararse sola para luchar.

No necesita tirártelo en la cara o recalcarlo en entrevistas, porque el cine es hermoso y permite narrar de tantos modos que, a fin de cuentas, marca y crea un impacto cultural. Yo por eso creo que Halloween (1978) es (y seguirá siendo por siempre) el mejor slasher de la historia.

Romano liked these reviews