Django

Django ★★★★

De la película de Sergio Corbucci nos podríamos quedar con lo bruta que es, con lo disfrutable de sus secuencias de acción tan eficientemente logradas con unos medios ínfimos o también con lo icónico de algunas de sus imágenes y de sus arquetipos que han conseguido trascender e instalarse en la iconografía pop. Pero es que además de todo eso, por si no fuera más que suficiente, Django tiene una interesantísima representación del conflicto a nivel social y político, así como de esa espiral de violencia sin salida y de sus consecuencias.

Una de las cimas más altas alcanzadas por el spaghetti western e imprescindible para aquellos que se atrevan con una película que es casi como si te revolcaras durante una hora y media en un lodazal de barro, sangre, pólvora y tequila.