The Howls ★★★★½

18 cosas que aprendí en "Se escuchan aullidos":

1. A saltarme las bardas.

2. Cómo allanar lugares que deberían ser públicos.

3. Cómprame un revolver, aquí es más bien herédame un rifle.

4. Soda Stereo es la marca de un refresco.

5. Robert Smith, de The Cure, es calvo, usa una peluca.

6. Que zona federal significa propiedad privada.

7. Que en la tierra de Nezahualcóyotl (coyote que ayuna) abundan las mujeres lobo y los hombres coyote, por eso se escuchan aullidos.

8. Que Chelita es una mujer lobo muy amable y pianista.

9. Que los bululús todavía existen y pueden trabajar en cine. Francisco Barreiro hace "como nueve personajes: Santiago, El pulquero y muchos otros."

10. Francisco Barreiro dice: "No le puedes disparar a personas, sólo a las lagartijas." Pero él es una lagartija. Tirada al sol, pero una lagartija. Por eso le disparan cuando impide el paso al lago ¿Por qué no le disparan cuando se disfraza de policía, en vez de ejidatario que defiende sus tierras? En fin, el hipotálamo.

11. Aprendí que la peor, en verdor, la peor decisión de esta película fue no llamarse "Instagram stories".

(11.5. ¿Qué acabo de escribir?)

12. Que los invernaderos de noche son atractivos.

13. Que Nezahualcóyotl tenía una montaña de plantas medicinales.

14. Que los cineastas querían ser delincuentes cuando fueran grandes.

15. Que los robots van a reemplazar a quienes cuidan del césped, pero un secreto cursi: "los robots no escriben poesía".

16. Que el lago de Texcoco no es el lago de Texcoco.

17. Que: "tantos muros, tantas rejas, tantos policías, tantas prohibiciones" son porque "quieren ocultar lo que hicieron."

18. Que "en verdad la pestilencia se acerca a la tierra."